Mulligan & Chet

Etiquetas

, , ,

chet

Había que empezar de alguna manera, por ejemplo, por aquí.

Mulligan y Chet se conociron en ” The Haig”,un pequeño club de Wilshire Boulevard en Kenmore Street, Los Ángeles, California, un afortunado Junio de 1952. Por aquel entónces, Mulligan tocaba allí en las “jam sessions” de los lunes. Mulligan le pidió al dueño del garito, un tal John Bennet, que le dejase tocar todos los lunes con su grupo. Su grupo eran Chet Baker (tpt), Chico Hamilton(d)-casi nada, oyes-, Red Mitchell (bs) y Jimmy Rowles (p).

El caso es que en la primera sesión, el pianista Jimmy Rowles, no apareció. Además, por aquel entonces, Bennet tenía contratados a Red Norvo Trío para abrir en The Haig por tiempo indefinido, lo que hizo que retirasen el piano del escenario. Bennet le dijo a Mulligan que si quería seguir tocando ahí, pues ya sabía lo que había.

Mulligan pensó, “qué cojones”, creó el primer cuarteto sin piano, y la petó.

La ausencia de piano les daba más libertad para experimentar sin tener que acoplarse a las estructuras de acordes, y para crear otro tipo de texturas apoyándose en la base rítmica de bajo y la batería. Este sonido nuevo, y la especie de empatía increíble que había entre Chet y Mulligan, hicieron que en cuestión de meses el cuarteto sin piano se hiciera famoso, desarrollando uno de los que serían los sonido más característicos del West Coast Jazz.

El primer single que grabaron, en otoño de 1952, fue “Bernie’s Tune” y “Lullaby of the Leaves”, que aunque fueron un hit menor, colocaron a Mulligan y a Pacific Records en el mapa.

Después de esto todo les iba de puta madre. Al cuarteto se les unieron más músicos, como Lee Konitz, con el que Mulligan ya había colaborado en la creación de “The Birth of Cool” de Miles Davis, con el que grabaron como quinteto, o artistas reconocidos como Bud Shank o Pete Candoli, en las sesiones de tenteto. El local se llenaba cada noche, el sonido se iba consolidando, se lo pasaban teta y Mulligan se ponía fino de heroína.

¿Qué pasó? Pues que metieron en la cárcel a Mulligan por posesión de drogas, sobre abril del 53, mientras se daba un paseo en coche con Chet Baker y sus respectivas mujeres. Stan Getz le cubrió el puesto, y cuando salió a los seis meses, Chet ya se había convertido en una estrella y montado su propio grupo, y no quiso volver al puesto de sideman con Mulligan.

Se juntaron otra vez en 1957, y grabaron “Reunion”, pero ya no era lo mismo. Además ahora el que estaba enganchado al caballo era Chet Baker y Mulligan estaba limpio, y puede decirse que “no fluyó”. En 1974 grabaron un directo en el Carnegie Hall, después de diez años de carrera en solitario, donde volvieron a demostrar qué era lo que los había hecho tan grandes en los 50’s, y que es un disco que merece mucho la pena escuchar.

Después de mucho buscar, he encontrado este link donde están los 4 discos recopilatorios de las grabaciones del cuarteto con Pacific. A disfrutar.